Comentarios en: Colonizadores http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/ "Si eu fixen tal mundo, que o demo me leve" Fri, 24 Jan 2014 21:50:42 +0000 hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.7.1 Por: Modesto http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/comment-page-1/#comment-11609 Thu, 12 Jul 2007 11:25:42 +0000 http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/#comment-11609 Frikis chungos! :-p

]]>
Por: chuza.org http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/comment-page-1/#comment-11608 Thu, 12 Jul 2007 11:24:37 +0000 http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/#comment-11608 Lições de colonização por Maquiavelo…

O Demo incorpora no seu blogue um interessante post com as lições de Maquiavelo para proceder à conquista e colonização de territórios. São extractos da obra _Il Principe_, baseada nas acções bélicas de Cesare Borgia (ou de Borja), filho do p…

]]>
Por: Uz http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/comment-page-1/#comment-11607 Thu, 12 Jul 2007 11:19:53 +0000 http://odemo.blogaliza.org/2007/07/12/colonizadores/#comment-11607 Não é necessário irmos para Maquiavelo. Um outro coetâneo seu, Antonio de Nebrija/Lebrija: http://gramaticas.iespana.es/prnebrija.htm

Cuando bien comigo pienso, mui esclarecida Reina, i pongo delante los ojos el antigüedad de todas las cosas, que para nuestra recordación y memoria quedaron escriptas, una cosa hallo y: saco por conclusión mui cierta: que siempre la lengua fue compañera del imperio […].

Por que si otro tanto en nuestra lengua no se haze como en aquéllas, en vano vuestros cronistas y estoriadores escriven y encomiendan a inmortalidad la memoria de vuestros loables hechos, y nos otros tentamos de passar en castellano las cosas peregrinas y estrañas, pues que aqueste no puede ser sino negocio de pocos años. I será necessaria una de dos cosas: o que la memoria de vuestras hazañas perezca con la lengua; o que ande peregrinando por las naciones estrangeras, pues que no tiene propria casa en que pueda morar. En la çania de la cual io quise echar la primera piedra, y hazer en nuestra lengua lo que Zenodoto en la griega y Crates en la latina. Los cuales aun que fueron vencidos de los que después dellos escrivieron, a lo menos fue aquella su gloria, y será nuestra, que fuemos los primeros inventores de obra tan necessaria. Lo cual hezimos en el tiempo más oportuno que nunca fue hasta aquí, por estar ia nuestra lengua tanto en la cumbre, que más se puede temer el decendimiento della que esperar la subida.

I seguir se a otro no menor provecho que aqueste a los ombres de nuestra lengua que querrán estudiar la gramática del latín. Por que después que sintieren bien el arte del castellano, lo cual no será mui dificile por que es sobre la lengua que ia ellos sienten, cuando passaren al latín no avrá cosa tan escura que no se les haga mui ligera, maior mente entreveniendo aquel Arte de la Gramática que me mandó hazer vuestra Alteza, contraponiendo línea por línea el romance al latín.

[…] después que vuestra Alteza metiesse debaxo de su iugo muchos pueblos bárbaros y naciones de peregrinas lenguas, y con el vencimiento aquellos ternían necessidad de recebir las leies quel vencedor pone al vencido, y con ellas nuestra lengua, entonces, por esta mi arte, podrían venir en el conocimiento della, como agora nos otros deprendemos el arte de la gramática latina para deprender el latin. I cierto assí es que no sola mente los enemigos de nuestra fe, que tienen ia necessidad de saber el lenguaje castellano, mas los vizcainos, navarros, franceses, italianos, y todos los otros que tienen algún trato y conversación en España y; necessidad de nuestra lengua, si no vienen desde niños a la deprender por uso, podrán la más aina saber por esta mi obra [e aqui digo eu: “los niños, ¿es que nadie piensa en los niños”?]. La cual con aquella vergüença, acatamiento y temor, quise dedicar a vuestra real majestad […].

I assí después que io deliberé con gran peligro de aquella opinión que muchos de mí tienen, sacar la novedad desta mi obra de la sombra y tinieblas escolásticas a la luz de vuestra corte, a ninguno más justa mente pude consagrar este mi trabajo, que a aquella, en cuia mano y poder no menos está el momento de la lengua, que el arbitrio de todas nuestras cosas.

– – – –
A todo isto, reitero o meu pesar…

]]>